HUGIN Y MUNIN

HUGIN Y MUNIN
Rate this post

Hugin y Munin (pronunciado “HOO-gin” y “MOO-nin”, Old Norse Huginn y Muninn , cuyosignificado será discutido a continuación) son dos cuervos en la mitología nórdica que están ayudando a los espíritus del dios Odin .

Vendel helmet
Un guerrero, probablemente Odin, flanqueado por dos cuervos con un casco de la Edad de Hierro de lo que ahora es Suecia

De acuerdo con el historiador medieval islandés Snorri Sturluson ,

Dos cuervos se sientan en sus hombros (de Odin) y le susurran al oído todas las noticias que ven y oyen; se llaman Huginn y Muninn. Los envía por la mañana para volar por todo el mundo, y en el desayuno vuelven. Por lo tanto, descubre muchas cosas nuevas y es por eso que se le llama ‘dios-cuervo’ ( hrafnaguð ). [1]

La fuente principal de Snorri para este pasaje parece ser una estrofa evocadora en el poema Eddic Grímnismál , [2] en el cual Odin dice:

Hugin y Munin
vuelan todos los días en
todo el mundo;
Me preocupa que Hugin
pueda no regresar,
pero me preocupo más por Munin. [3]

La conexión entre Odin y los cuervos es muy antigua y muy profunda. Ya en los siglos VI y VII, mucho antes del comienzo de la era vikinga a finales del siglo VIII, las representaciones visuales de Odín en los cascos y las joyas frecuentemente lo representan acompañado por uno o más cuervos. [4]

La poesía skaldic de la Era Vikinga a menudo usa kennings que involucran cuervos para referirse a Odin, y viceversa. (Un kenning es un dispositivo literario antiguo nórdico común que utiliza imágenes de un cuerpo de tradición tradicional para referirse a algo en lugar de llamarlo por su nombre cotidiano.) Odin es llamado el “dios cuervo” ( HrafnaguðHrafnáss ), el ” Raven- tempter “( Hrafnfreistuðr ), o” el sacerdote del sacrificio del cuervo “( Hrafnblóts Goði) .

Esta es sin duda una forma poética de describir a los guerreros caídos como” sacrificios “a los cuervos y otras aves carroñeras, con Odin como decisor de quién vive y quien muere en la batalla). En la misma línea, los cuervos se llaman “los codiciosos halcones de Odín” (átfrekir Óðins haukar ), o bien su “cisne” ( Yggs svanr ), su “gaviota” ( Yggjar már ), o – mostrando hasta qué punto se pueden estirar las equivalencias de aves – su “cuco” ( Gauts gaukr ). [5]

A veces los kennings usan “Hugin” como sustituto de “cuervo”. La sangre se designa como “mar de Hugin” ( Hugins vör ) o “bebida de Hugin” ( Hugins drekka ). El guerrero en la batalla es “el enrojecimiento de las garras de Hugin” ( fetrjóðr Hugins ) o “el reddener de la factura de Hugin” ( munnrjóðr Hugins ). La batalla es “la fiesta de Hugin” ( Hugins jól ). Los poetas ocasionalmente usan el nombre de Munin de la misma manera, pero el de Hugin es mucho más común. [6]

Además, la visión de los cuervos inmediatamente después de un sacrificio a Odín fue tomada como una señal de que el dios había aceptado la ofrenda. [7]

¿Por qué había una conexión tan larga e intensa entre Odin y el cuervo, de todas las especies? Como sugieren esos kennings, la respuesta tiene que ver en gran medida con los papeles de Odin como dios de la guerra y la muerte.

Los cuervos, como aves carroñeras, estuvieron presentes cuando se libró una batalla, y fueron algunos de sus principales beneficiarios. Matar a alguien en la batalla fue, en cierto sentido, dar un regalo a los cuervos. Innumerables kennings expresan este concepto: para citar solo a dos, el guerrero es el “alimentador del cuervo” ( hrafngrennir) y el “engordador del starling de batalla” ( folkstara feitir ).

Pero el don de un hombre muerto también fue para Odin, debido a su papel como gobernante de los muertos en Valhallay la práctica común de sacrificar simbólicamente a un host enemigo de Odín antes de una batalla. Por lo tanto, la asociación entre el cuervo y Odin era natural para los nórdicos. [8]

Sin embargo, hay más en esta conexión. Los cuervos no son solo pájaros de sangre y carnicería; también son aves excepcionalmente intelectuales, y Odin es un dios excepcionalmente intelectual.

Este aspecto de la conexión se indica con los nombres de Hugin y Munin. Hugin (lengua antigua nórdica Huginn ) viene de la palabra hugr , [9] “pensamiento”. Munin (Old Norse Muninn ) proviene de la palabra munr , [10] que es más difícil de traducir, pero puede abarcar los conceptos de “pensamiento, “Deseo” y “emoción”. (Los nombres de los dos cuervos a menudo se traducen como “Pensamiento” y “Memoria” en obras populares sobre mitología nórdica, y “Pensamiento” es bastante preciso, pero “Memoria” es, en el mejor de los casos, impreciso y más bien arbitrario.)

Por lo tanto, los dos nombres no pueden distinguirse claramente el uno del otro; se superponen hasta el punto de ser virtualmente sinónimos. [11]Esto refleja el hecho de que, en las fuentes, Hugin y Munin no tienen personalidades distintas. Son una forma duplicada de la misma idea subyacente.

Más específicamente, sus nombres se refieren a que son formas concretas visualizadas del “pensamiento” de Odin. En la cosmovisión nórdica, el yo se compone de numerosas partes diferentes que son semiautónomas y pueden separarse unas de otras bajo ciertas circunstancias. Estas partes desprendidas a menudo se imaginan en una forma de animal que corresponde a su carácter subyacente.

En el caso de Hugin y Munin, son las capacidades intelectuales / espirituales de Odin que viajan hacia afuera en forma de pájaros inteligentes y curiosos que también resuenan con los papeles de Odin como dios de la batalla y dios de la muerte.

El envío de aspectos espirituales de uno mismo para realizar tareas particulares -en el caso de Hugin y Munin, la recopilación de sabiduría adicional y conocimiento para agregar a la ya prodigiosa tienda de Odin- era una práctica común de los chamanes y brujos noruegos . Por lo tanto, no debe sorprender encontrar a Odín, el divino chamán y hechicero, haciendo lo mismo. [12]

Esto también explica por qué Odin teme que Hugin y Munin no regresen a él. Cada vez que un practicante de magia enviaba una parte de sí mismo (o, más comúnmente, ella misma) en alguna misión u otra, existía cierto riesgo de que las partes se separaran entre sí, o que las lesiones sufridas por el emisario también fueran infligidas. sobre el resto de la persona que lo envió. [13]

Tales poderes mágicos ciertamente no vinieron sin sus peligros, e incluso un dios como Odín no estaba exento de ellos.

Referencias

[1] Según lo citado / traducido en:

Simek, Rudolf. 1993. Diccionario de Mitología del Norte. Traducido por Angela Hall. pag. 164.

[2] Turville-Petre, EOG 1964. Mito y religión del norte: La religión de la antigua Escandinavia. pag. 58.

[3] The Poetic Edda. Grímnismál, estrofa 20. Mi traducción. El verso original nórdico antiguo dice:

Huginn ok Muninn
fljúga hverjan dag
Jörmungrund yfir;
– ekk ek de Hugin,
en hann aftr né komi-t,
þó sjámk meir de Munin.

[4] Simek, Rudolf. 1993. Diccionario de Mitología del Norte. Traducido por Angela Hall. pag. 164.

[5] Turville-Petre, EOG 1964. Mito y religión del norte: La religión de la antigua Escandinavia. pag. 58.

[6] Ibid.

[7] Ibid. pag. 60.

[8] Ibid. pag. 58-59.

[9] Ibid. pag. 58.

[10] Ibid.

[11] Ibid.

[12] Precio, Neil. 2002. The Viking Way: Religion and War in Late Iron-Age Scandinavia. pag. 98.

[13] Ibid. pag. 329-388.