Thor Dios del Trueno y las Tormentas

Thor Dios del Trueno y las Tormentas
5 (100%) 1 vote

Thor (Nórdico antiguo Þórr , inglés antiguo , unor , antiguo alto alemán donar , proto-germánico * Þunraz , “trueno” [1] ) es una de las figuras más destacadas de la mitología nórdica. Él era un dios importante de todas las ramas de los pueblos germánicos antes de su conversión al cristianismo, aunque alcanzó el apogeo de su popularidad entre los escandinavos de finales de la era vikinga.

El Dios Guerrero por Excelencia

Thor, el musculoso dios del trueno, es el arquetipo de un guerrero leal y honorable, el ideal al que aspiraba el guerrero humano promedio. Es el defensor infatigable de los dioses Aesiry su fortaleza, Asgard , de las intrusiones de los gigantes , que generalmente (aunque lejos de ser invariablemente) son los enemigos de los dioses.

Nadie está mejor preparado para esta tarea que Thor. Su coraje y sentido del deber son inquebrantables, y su fuerza física es prácticamente inigualable. Incluso posee un cinturón de fuerza sin nombre (Old Norse megingjarðar ) que hace que su poder sea doblemente formidable cuando usa el cinturón.

Sin embargo, su posesión más famosa es su martillo, Mjöllnir (“Rayo” [2]) Rara vez va a ningún lado sin eso. Para los paganos escandinavos, así como el trueno era la encarnación de Thor, los relámpagos eran la encarnación de sus gigantes matando martillos mientras cabalgaba por el cielo en su carro tirado por cabras.

Por supuesto, no creían que él cabalgara físicamente en un carro tirado por cabras, como todo lo demás en la mitología germánica, este es un símbolo usado para expresar una realidad invisible sobre la cual se percibe que el mundo material está modelado.

El enemigo particular de Thor es Jormungand , la enorme serpiente marina que rodea a Midgard , el mundo de la civilización humana. En un momento del ciclo mítico , él trata de sacar a Jormungand del océano en un viaje de pesca , y solo se detiene cuando su compañero gigante corta la línea de pesca por miedo.

Thor y Jormungand finalmente se enfrentan durante Ragnarok , sin embargo, cuando los dos se ponen fin el uno al otro.

Dada su protección siempre vigilante del cosmos ordenado del norte precristiano de Europa contra las fuerzas del caos, la destrucción y la entropía representada por los gigantes, es algo irónico que Thor sea él mismo un gigante de tres cuartos. Su padre, Odin , es medio gigante, y su madre, designada diversamente como Jord (Old Norse “Tierra”), Hlöðyn, o Fjörgyn, es completamente de ascendencia gigante.

Sin embargo, tal linaje es muy común entre los dioses, y muestra cómo la relación entre los dioses y los gigantes, como se tensa y llena de conflictos, ya que es, no puede ser reducido a solo enemistad.

Santificando

thor invocando los truenos
thor invocando los truenos

Sus actividades en el plano divino se reflejaron en sus actividades en el plano humano (Midgard), donde los que necesitaban protección, consuelo y la bendición y santificación de lugares, cosas y eventos lo atraían.

Numerosas inscripciones rúnicas sobrevivientes lo invocan para santificar las palabras y su propósito previsto, [3] y fue él quien fue llamado para santificar las bodas. [4] (La evidencia de esto se conserva, entre otros lugares, en la historia de Thor disfrazado de novia ). Los primeros colonos islandeses le imploraron que santificara su terreno antes de construir edificios o plantar cultivos. [5]

El martillo de Thor se podía usar para santificar tan fácilmente como se podía usar para destruir, y, en efecto, estas dos propiedades eran una y la misma, ya que cualquier purificación implica necesariamente el desterro de fuerzas o elementos hostiles. La bendición de las bodas, por ejemplo, se efectuó a través de su martillo.

Quizás el caso más llamativo de esto, sin embargo, es su habilidad para matar y comer a las cabras que conducen su carro, juntar sus huesos en sus pieles, bendecir las pieles con el martillo, y hacer que los animales vuelvan a la vida, como sanos y vital como antes. [6]

Fertilidad y agricultura

Además de su papel como guerrero modelo y defensor del orden de la sociedad y sus ambiciones, Thor también jugó un papel importante en la promoción de la agricultura y la fertilidad (algo que ya ha sido sugerido por su bendición de las tierras en las que el primero Los islandeses se establecieron). Esta fue otra extensión de su papel como dios del cielo, y uno particularmente asociado con la lluvia que permite que los cultivos crezcan.

Como señala el historiador alemán del siglo XI, Adán de Bremen, “Thor, dicen, preside el aire, que gobierna los truenos y relámpagos, los vientos y las lluvias, el buen clima y las cosechas”. [7]Su esposa rara vez mencionada, Sif, se destaca por su pelo dorado por encima de todo, que sin duda es un símbolo para los campos de grano.

Su matrimonio es por lo tanto un ejemplo de lo que los historiadores de la religión llaman una “hierogamia” (matrimonio divino), que, particularmente entre los pueblos indoeuropeos , generalmente tiene lugar entre un dios del cielo y una diosa de la tierra. La fertilidad de la tierra y la prosperidad concomitante de la gente es el resultado de la unión sexual del cielo y la tierra. [8]

El papel de Thor en el mundo social de la era vikinga

A través de la evidencia arqueológica, la veneración de Thor se remonta a la Edad del Bronce, [9] y su culto ha pasado por numerosas permutaciones a través del tiempo y el espacio.

Una de las características que permaneció constante desde la Edad de Bronce hasta la Era Vikinga, sin embargo, es el papel de Thor como la deidad principal de la segunda clase o “función” de la jerarquía social de tres niveles de la sociedad europea tradicional : la función de los guerreros y fuerza militar. (La primera función era la de los gobernantes y la soberanía, y la tercera era la de los agricultores y la fecundidad). [10]

Thor parece haber tenido siempre vínculos estrechos tanto con la tercera función como con la segunda, y durante la Era Vikinga, un momento de gran confusión social e innovación, esta conexión con la tercera función parece haberse fortalecido aún más. Esto lo convirtió en el dios principal de la gente común en Escandinavia y las colonias vikingas. [11]

Este papel puede hacerse más claro al contrastar a Thor con el dios que era prácticamente su opuesto funcional: Odin. Odín fue la deidad más importante a la que recurrieron gobernantes, marginados y personas de “élite” de todo tipo.

Los valores primarios de Odin están bastante enrarecidos: éxtasis, conocimiento, poder mágico y agencia creativa. Están en marcado contraste con las virtudes más hogareñas de Thor. Los Eddas y las sagas retratan la relación entre los dos dioses como resultado a menudo incómoda.

En un momento, Odin se burla de Thor: “Los Odin son los nobles que caen en la batalla, pero los de Thor son los esclavos”. [12]En otro episodio, Odin confiere bendiciones a un héroe favorito de él, Starkaðr, y cada bendición se combina con una maldición de Thor. En el ejemplo más revelador, Odín otorga a Starkaðr el favor de la nobleza y los gobernantes, mientras que Thor declara que siempre será despreciado por los plebeyos. [13]

Debido a los cambios demográficos, donde la segunda y tercera función se volvieron casi indistinguibles entre sí, la prominencia de Thor parece haber aumentado a expensas de Odin a lo largo de la Era Vikinga (hacia 793-1000 EC).

Las fuentes del período tardío describen a Thor como el principal de todos los Aesir, [14] una declaración que habría sido bastante ridícula antes de la Era Vikinga, cuando Odin y sus equivalentes anglosajones y continentales ocuparon esta posición.

En ninguna parte esta tendencia fue más pronunciada que en Islandia, que se estableció originalmente en el siglo IX por colonos agrícolas que huían de lo que encontraron como el dominio opresivo y arbitrario de un rey noruego que adoraba a Odín.

Las sagas están plagadas de ejemplos de la ferviente veneración de Thor entre los islandeses, y en el Landnámabók , el “Libro de los asentamientos” de Islandia, aproximadamente una cuarta parte de las cuatro mil personas mencionadas en la narración tienen el nombre de Thor o una clara alusión a él en algún lugar en sus propios nombres. [15]

El famoso erudito nórdico antiguo EOG Turville-Petre resume admirablemente: “En estas fuentes de finales de la era vikinga de Islandia, Thor aparece no solo como el dios principal de los colonos sino también como patrono y guardián del asentamiento mismo, de su estabilidad y ley.”[dieciséis]

Hay otra razón para el aumento en la adoración de Thor durante la Era Vikinga. Cuando el cristianismo llegó por primera vez a Escandinavia y las colonias vikingas, la gente toleró el culto del nuevo dios al igual que toleraron el culto de cualquier otro dios. (Los dioses politeístas rara vez son “celosos”, cada fuerza divina tiene su lugar, y la reverencia por uno no excluye necesariamente la reverencia por ningún otro).

Sin embargo, cuando se hizo evidente que los cristianos no tenían intención de extender esta misma tolerancia para los que continuaron apegándose al culto de los antiguos dioses, pero en vez de eso quisieron erradicar la religión tradicional del norte de Europa y su forma de vida acompañante y reemplazarla por una religión extranjera, los norteños europeos tomaron represalias.

Y quién mejor para defender su forma de vida tradicional y su visión del mundo de hostil, fuerzas invasoras que Thor? Una de las muchas áreas de la vida en que se manifestó esta lucha -y una de las más fáciles de rastrear por los métodos de la antropología moderna- fueron los modos de vestir.

En deliberado contraste con los amuletos cruzados que los cristianos llevaban alrededor del cuello, aquellos que continuaron siguiendo las viejas costumbres comenzaron a usar martillos miniatura de Thor alrededor de sus cuellos. Los descubrimientos arqueológicos de estos colgantes de martillo se concentran precisamente en las áreas donde la influencia cristiana fue más pronunciada.

Aquellos que continuaron siguiendo las viejas costumbres comenzaron a usar martillos de Thor en miniatura alrededor de sus cuellos. Los descubrimientos arqueológicos de estos colgantes de martillo se concentran precisamente en las áreas donde la influencia cristiana fue más pronunciada.[17]

Aunque finalmente fueron condenados, sus esfuerzos por preservar sus tradiciones ancestrales sin duda se beneficiaron del patrón divino a quien podían mirar como modelo.

imágenes de thor

Referencias

[1] Orel, Vladimir. 2003. Un manual de etimología germánica. pag. 429.

[2] Turville-Petre, EOG 1964. Mito y religión del norte: La religión de la antigua Escandinavia. pag. 81.

[3] Ibid. pag. 82-83.

[4] Ibid. pag. 81.

[5] Ellis-Davidson, Hilda Roderick. 1964. Dioses y mitos del norte de Europa. pag. 84.

[6] Snorri Sturluson. La prosa Edda. Gylfaginning 44.

[7] Adán de Bremen. do. 1080. Historia de los arzobispos de Hamburgo-Bremen. Traducido por Francis Joseph Tschan. pag. 207.

[8] Ellis-Davidson, Hilda Roderick. 1964. Dioses y mitos del norte de Europa. pag. 84.

[9] Simek, Rudolf. 1993. Diccionario de Mitología del Norte. Traducido por Angela Hall. pag. 322.

[10] Dumézil, Georges. 1973. Dioses de los antiguos hombres del norte. Editado por Einar Haugen.

[11] Simek, Rudolf. 1993. Diccionario de Mitología del Norte. Traducido por Angela Hall. pag. 322.

[12] The Poetic Edda. Hárbarðsljóð, estrofa 24. Mi traducción. El texto original de los antiguos nórdicos dice:

Óðinn á jarla,
þá er í val falla,
en Þórr á þrælakyn.

[13] Gautreks Saga 7.

[14] Snorri Sturluson. La prosa Edda. Gylfaginning 21.

[15] Simek, Rudolf. 1993. Diccionario de Mitología del Norte. Traducido por Angela Hall. pag. 320.

[16] Turville-Petre, EOG 1964. Mito y religión del norte: La religión de la antigua Escandinavia. pag. 86.

[17] Ibid. pag. 83.