GEFJUN Diosa de la fertilidad y la prosperidad

GEFJUN Diosa de la fertilidad y la prosperidad
Rate this post

Gefjun (pronunciado “GEV-yoon” y algunas veces escrito “Gefjon”, “Gefiun” o “Gefion”) es una antigua diosa nórdica de la agricultura, la fertilidad, la abundancia y la prosperidad. Su nombre se deriva del gefa del verbo nórdico antiguo , “dar”, [1] y su nombre puede traducirse como “Dador” o “Generoso”.

Gefjun
Gefjun arando con sus cuatro bueyes – pintura en el techo del Palacio de Frederiksborg, Dinamarca

 

La mayor parte de nuestra información sobre Gefjun se ha filtrado a través de la mente y la pluma del historiador islandés Snorri Sturluson, del siglo XIII . Si bien las versiones de Snorri de la mitología nórdica no pueden ser aceptadas de manera acrítica, sus descripciones de Gefjun seguramente contienen mucho de lo que es auténtico

Como dice Snorri, Gefjun viajó por Suecia disfrazado de mujer sin hogar. Cuando apareció ante el generoso rey Gylfi, le concedió tanta tierra como cuatro bueyes podían arar en un día. Gefun convocó a sus cuatro hijos, que ella había tenido por un gigante sin nombre, y los convirtió en bueyes para arar la tierra.

No solo araron la tierra; también lo arrastraron desde Suecia, donde la depresión resultante se convirtió en el lago Mälaren, y en el océano, donde se convirtió en la isla danesa de Zelanda, en la que se encuentra hoy la ciudad de Copenhague. [2] [3]

Una versión similar, pero más corta y más ambigua, de esta misma historia se puede encontrar en el poema Ragnarsdrápa del siglo IX escrito por Bragi Boddason. [4] Este poema probablemente formó gran parte de la base de la versión de Snorri.

Las asociaciones entre una diosa de la tierra de la prosperidad y el acto de arar eran comunes en toda la religión precristiana de los nórdicos y otros pueblos germánicos. El nombre de la diosa Fjorgyn , que para la época vikinga llegó a ser usado como sinónimo de “tierra”, probablemente deriva de una palabra proto-indoeuropea para “surco”. [5]

Otro ejemplo de esta tendencia es una oración en inglés antiguo a una diosa que por lo demás no estaba bajo prueba llamada “Erce” que se recitaba cuando los campos se araron por primera vez en la primavera.

Si bien se registró después de la conversión al cristianismo, ciertamente se originó en el período precristiano. En él, el dios cristiano se asimila a un clásico papel pagano indoeuropeo: el dios del cielo que fertiliza a la diosa de la tierra en el hieros gamos (“matrimonio divino”). HR Ellis Davidson traduce el encanto de la siguiente manera:

Erce, Erce, Erce, Madre Tierra,
que el Todopoderoso Señor Eterno
te conceda campos para crecer y florecer,
campos fructíferos y saludables, una
cosecha brillante de árboles de mijo,
amplias cosechas de cebada … ¡
Salve a ti, Madre de los Hombres!
Salgan ahora en el abrazo de Dios
lleno de bien para el uso de los hombres. [6]

La asociación con la isla de Zelanda también sugiere una conexión entre Gefjun y Nerthus , otra diosa madre de la tierra cuyo culto también se decía que estaba centrado en Zelanda. [7]

Referencias a Gefjun

Hay pocas otras referencias a Gefjun en la literatura nórdica antigua. En el Eddico poema Lokasenna , Loki acusa Gefjun de tener relaciones sexuales intercambiados por piedras preciosas, algo que la diosa Freya también se dice que ha hecho. [8]

Dado que Freya era también una diosa de la tierra de “paz y abundancia”, este pasaje plantea la cuestión del grado en que Freya y Gefjun se pueden distinguir el uno del otro. De hecho, uno de los otros nombres de Freya es Gefn , que también se deriva del verbo gefa y también significa algo como “Dador” o “Generoso”. [9]

En cualquier caso, la aparente promiscuidad de Gefjun hace que Snorri parezca bastante ridícula cuando afirma que Gefjun es virgen y que las niñas que mueren vírgenes van a su compañía cuando mueren. [10]

En conclusión, entonces, Gefjun difícilmente se puede distinguir de otras diosas germánicas del tipo “diosa de la madre tierra”, que incluye a Freya, Frigg , Nerthus, Fjorgyn, Jord , Sif y otros. Esto no quiere decir que necesariamente se pensó que eran exactamente la misma diosa, sino que eran multiplicaciones y pequeñas variaciones del mismo tipo de diosa.

¿Por qué los nórdicos y otros pueblos germánicos no tenían una sola diosa de este tipo, entonces? Para los gustos modernos, eso habría hecho las cosas más eficientes al eliminar la redundancia. Pero uno de los rasgos definitorios de la antigua religión germánica fue su falta de sistematización y racionalización, y la fluidez que existía entre varias figuras divinas.

Se podría decir que la “diosa madre tierra” de la fecundidad era un modelo divino enterrado en algún lugar profundo de la psique germánica (independientemente del grado en que se pueda atribuir esto a la “naturaleza” o “crianza”), y que ese modelo estaba permitido para ser expresado de cualquier manera que él y sus fieles elijan.

Después de todo, las religiones politeístas son característicamente permisivas y carecen de dogma. En términos generales, solo las religiones monoteístas, con su insistencia en una distinción literal y en blanco y negro entre “bueno” y “malo” y “verdadero” y “falso”, tienden a ver una imagen rígida, “talla única” “Codificación de su tradición como necesaria y deseable.

Referencias

[1] Turville-Petre, EOG 1964. Mito y religión del norte: La religión de la antigua Escandinavia. pag. 310.

[2] Snorri Sturluson. La prosa Edda. Gylfaginning, capítulo 1.

[3] Snorri Sturluson. Heimskringla. Ynglinga Saga, capítulo 5.

[4] Bragi Boddason. Ragnarsdrápa, estrofa 13.

[5] Turville-Petre, EOG 1964. Mito y religión del norte: La religión de la antigua Escandinavia. pag. 97.

[6] Ellis-Davidson, Hilda Roderick. 1964. Dioses y mitos del norte de Europa. pag. 114.

[7] Tácito, Cornelio. 1948. Germania 40. En The Agricola y Germania. Traducido por Harold Mattingly. pag. 134-135.

[8] The Poetic Edda. Lokasenna, estrofa 20.

[9] Turville-Petre, EOG 1964. Mito y religión del norte: La religión de la antigua Escandinavia. pag. 310.

[10] Snorri Sturluson. La prosa Edda. Gylfaginning, capítulo 35.