FORSETI El oscuro dios nordico

FORSETI El oscuro dios nordico
2 (40%) 1 vote

Forseti (pronunciado “for-SET-ee;” tambien como Forseti , “Presidente” [1] ) es un oscuro dios nórdico precristiano. Él es mencionado solo dos veces en la literatura nórdica antigua. La primera mención proviene de la decimoquinta estrofa del Grímnismál , uno de los poemas de la Edda poética .

Forseti
“Forseti sentado en juicio” por Carl Emil Doepler (1881)

Allí, se dice que el lugar de residencia de Forseti, Glitnir, es un resplandeciente salón hecho de oro y plata, y que él resuelve las disputas. [1] Por lo tanto, parece ser el equivalente divino y el modelo del “predicador” humano ( lögsögumaðr ), el jefe ceremonial del þing, la asamblea legal escandinava.

El legislador a menudo actuó como un juez que decidió el resultado de las disputas de conformidad con la ley.

Ese es el grado de información confiable, relativamente no ambigua sobre Forseti que tenemos de cualquier fuente primaria. La única otra mención de él en la literatura nórdica antigua proviene de la Prosa Eddaica (manual de poética islandés) de Snorri Sturluson.

El pasaje se lee como un adorno frívolo en el Grímnismál . Snorri, siempre preocupado por la limpieza a expensas de la precisión, afirma, sin aparente fundamento, que Forseti es hijo de la esposa de Baldr y Baldr, Nanna. [2] Como he discutido en muchos otros artículos en este sitio (haz una búsqueda si estás interesado), Snorri no puede tomarse al pie de la letra, y no hay razón para suponer que sus comentarios sobre el parentesco de Forseti sean algo pero su propia invención.

Otras posibles referencias a Forseti de otros tipos de fuentes

Según la Vida de San Willibrord del siglo VIII de Alcuin , Willibrord visitó una vez una isla entre Dinamarca y Frisia. Hubo una primavera santa en la isla de la cual las personas obtuvieron agua, y lo hicieron en silencio debido a la santidad del lugar.

The Life registra que la isla se llamó Fositesland en honor al dios que allí se veneraba. Este Fositepodría ser Forseti, pero esto está lejos de ser cierto, y si fuera el caso, plantearía problemas adicionales con el significado y la etimología del nombre de Forseti. [3] [4]

En una versión medieval del origen de la ley de Frisia, doce legisladores fueron puestos a la deriva en el mar como castigo por Carlos el Grande. Rezaron al dios cristiano pidiendo ayuda, y sus oraciones fueron respondidas cuando un decimotercer hombre que llevaba un hacha de oro apareció misteriosamente entre ellos.

Usó su hacha para remar el barco para aterrizar, y cuando llegaron a tierra, arrojó el hacha al suelo, y un manantial brotó del lugar donde aterrizó. Este decimotercer hombre les enseñó las leyes que necesitaban saber y luego desapareció. [5]

Mientras que el elemento de la fuente sagrada (o al menos misteriosa) en ambos textos podría apuntar a una tradición común que une Forseti y manantiales sagrados, y el hacha de oro del segundo texto podría estar conectado a la sala dorada de Forseti, estas correspondencias son muy tenues y demostrar nada de manera concluyente.

Es posible que el decimotercer hombre fuera el dios Forseti, pero es más probable que fuera Cristo, ya que vino en respuesta a las oraciones cristianas, y fue el decimotercer entre doce seguidores, como Jesús y sus apóstoles.

Desafortunadamente, entonces, la única referencia que pasó a Forseti en el Grímnismál proporciona la única información razonablemente confiable que tenemos sobre Forseti tal como se lo entendió en tiempos de infamia.

Referencias

[1] The Poetic Edda. Grímnismál, estrofa 15.

[2] Snorri Sturluson. La prosa Edda. Gylfaginning, capítulo 31.

[3] Ellis-Davidson, Hilda Roderick. 1964. Dioses y mitos del norte de Europa. pag. 171.

[4] Simek, Rudolf. 1993. Diccionario de Mitología del Norte. Traducido por Angela Hall. pag. 88-89.

[5] Ellis-Davidson, Hilda Roderick. 1964. Dioses y mitos del norte de Europa. pag. 171-172.